PREVENIR ES MEJOR QUE CURAR. EVITA LA ENFERMEDAD

PREVENIR ES MEJOR QUE CURAR. EVITA LA ENFERMEDAD

Prevenir ha sido siempre la mejor opción para evitar sufrir cualquier perjuicio, y en el caso de la enfermedad es la muestra más evidente de esta necesidad.

Cuando nos sentimos mal nuestro rendimiento personal disminuye en todos los sentidos, tanto en el trato familiar como en el social o en el profesional.

Prevenir no supone solamente actuar en un momento determinado. Prevenir ha de ser un modo de vida, la adopción de las medidas necesarias para mantener el equilibrio físico y emocional que se refleja en nuestra salud.

PREVENIRSin embargo, existe una tendencia general a actuar solamente cuando nos sentimos alarmados por la aparición de un síntoma.  Es entonces cuando acudimos al medico para que nos de una solución o, quizá, si no lo valoramos como grave, echamos mano del medicamento que tenemos a mano, o que nos recomienda alguien cercano que ha vivido una experiencia parecida a la que nosotros estamos viviendo, para aliviar este síntoma que nos molesta. Esta forma de actuar es un grave error.

Nuestro organismo está formado por millones de células que viven por sí mismas dentro de un conjunto ordenado, nuestro cuerpo,  en el cual cada célula cumple con su función asignada.  Un conjunto de células se agrupa en forma de tejidos celulares, y éstos en órganos y otros elementos que finalmente, dan forma al cuerpo humano. Estas células nacen, crecen, se reproducen y mueren, traspasando su herencia a las células herederas.

PREVENIREs necesario que diariamente proporcionemos todo lo que cada célula necesita para su desarrollo y buen funcionamiento. Calidad de nutrientes, oxígeno, descanso y el equilibrio con el resto del cuerpo ha de ser una constante para mantenernos saludables.

Cuando castigamos  con un comportamiento inadecuado a un conjunto de estas células, manifiesta su protesta por medio de un síntoma.

Si actuamos únicamente para eliminar este síntoma es habitual que las medicinas contengan también algún elemento específico para aquel problema que llega también a otro conjunto de células que no lo necesita, ni lo absorbe bien. Esto causa una alteración del equilibrio en esta otra parte de nuestro cuerpo y la perjudica. El cuerpo tiene capacidad para solucionar por sí mismo estos desajustes cuando no son excesivos. El sistema inmunológico se cuida de ello, pero cuando sobrepasa su capacidad,  manifiesta una nueva enfermedad.

Es por esta razón que es mejor prevenir, adoptando Un Estilo de Vida Saludable, que curar,  acudiendo a la ayuda de medicamentos. Éste ha de ser el recurso extremo

Dejar Comentario

Navigate