LA SALUD Y EL DINERO, EL EQUILIBRIO DESEADO

LA SALUD Y EL DINERO, EL EQUILIBRIO DESEADO

La salud y el dinero están directamente relacionados en nuestra vida. Se nos manifiesta claramente en momentos críticos, en los que una discapacidad nos impide trabajar y, en consecuencia, generar unos ingresos para mantenernos. Pero no es solamente en estos casos cuando nuestro potencial económico se ve limitado. Hemos de tomar conciencia de que, en la situación social actual, una simple enfermedad puede llegar a ser el detonante la pérdida de nuestro puesto de trabajo. 

La Salud. Vivimos momentos en que la oferta de empleo supera a la demanda. El paro es una carga para las economías de los países, lo que limita y condiciona las ayudas sociales. Por otra parte, esto supone que, si perdemos nuestro empleo, se nos  hará más difícil encontrar otro que nos satisfaga.

Sucede otras veces que, si tenemos un trabajo, la presión que soportamos es máxima, lo que castiga nuestra salud. También nos encontramos con que desplazarnos al lugar de trabajo  nos supone largos y lentos desplazamientos, con una gran pérdida de tiempo que hemos de robar a la dedicación a nuestras aficiones, a nuestra familia y a nuestros amigos. Además, vivir tantas horas en tensión y en un ambiente con aire contaminado es otra amenaza para nuestra salud. Y si falla la salud también fallará el dinero.

Vemos que la salud y el dinero van unidos. Sin embargo, dentro de nuestras prioridades acostumbramos a anteponer el dinero a la salud. Esto es un grave error que puede llegar a costarnos muy caro, pero lo pasamos por alto cegados por la inmediatez de los compromisos de pagos que hemos adquirido, que nos obligan a actuar despreocupándonos de las consecuencias que puede tener este olvido.

¿Por qué hablo yo en estos términos? Porque lo he vivido en mi propia carne. Yo viví esta experiencia. Una parada cardíaca me hizo ver esta realidad. Tuve suerte y me recuperé, pero no podía hacer mi trabajo y mis ingresos quedaron muy limitados. Mi situación no era envidiable. Pero tuve suerte, y encontré la salida para mejorar mi salud y mis ingresos.

Si te interesa conocer el método para cuidar tu salud y tu dinero, conoce aquí como lo he hecho yo. Si yo pude, tú también puedes.

Dejar Comentario


Navigate