FIBROMIALGIA. QUÉ ES Y COMO SE COMBATE

FIBROMIALGIA. QUÉ ES Y COMO SE COMBATE

La fibromialgia es una enfermedad reumatológica que se caracteriza por el dolor crónico generalizado.

La palabra fibromialgia significa dolor en los músculos y en el tejido fibroso (ligamentos y tendones). Normalmente el paciente localiza este dolor en el aparato locomotor, tanto en zona muscular como esquelética. Esta patología puede manifestarse a cualquier edad, aunque es más frecuente en edades medias de la vida. Es más habitual en las mujeres que en los hombres.  

Se desconocen con exactitud las causas que originan esta enfermedad, aunque la idea más aceptada es que la fibromialgia se produce por una alteración de determinados neurotransmisores del sistema nervioso que dan lugar a la manifestación de los síntomas de la enfermedad.

Las señales más frecuentes son:

  • Dolor muscular: que aparece de forma crónica. Este dolor afecta a muchas partes distintas del cuerpo. 
  • Fatiga y cansancio: Estos síntomas aparecen al hacer cualquier esfuerzo, aunque sea pequeño, y no siempre desaparecen al descasar.
  • Rigidez: Aunque la rigidez puede aparecer como un síntoma de otras enfermedades reumáticas,
  • Trastornos del sueño: Problemas para conciliar el sueño, o despertarse durante la noche. Despertar con sensación de cansancio.
  • Deterioro cognitivo: Dificultad para procesar la información, memorización o expresarse verbalmente de forma adecuada.
  • La ansiedad y la depresión suelen estar vinculados con la enfermedad, aunque es difícil manifestar si se producen antes o como consecuencia de la enfermedad.
  • Trastornos gastrointestinales, como el intestino irritable o la hernia de hiato, o metabólicos, como hipotiroidismo.  
  • También puede manifestarse en forma de mareos, vértigos, hipotensión, etcétera.

Los tratamientos de la fibromialgia no son curativos, su objetivo principal es aliviar los síntomas de los pacientes, evitando la aparición del dolor.

fibromialgiaAntes de comenzar el tratamiento los expertos deben asegurarse de que el diagnóstico es el correcto, ya que los síntomas son muchas veces parecidos a los de otras enfermedades autoinmunes de tipo reumático.

Las terapias para combatir la fibromialgia se centran en cinco áreas de actuación:

  • Hábitos vitales positivos. El cuidado de la alimentación es un factor influyente. El incremento de consumo de frutas y verduras ayuda a mejorar la nutrición celular, reduciendo el efecto de los agentes negativos que afectan a los tejidos musculares y óseos.
  • La práctica de ejercicio físico moderado mejora la oxigenación de las células, ayudando a su mejor actividad. La natación es el deporte más recomendable para mitigar los efectos de la fibromialgia. El yoga es también una práctica muy adecuada, siendo indispensable, por lo  menos, caminar todos los días, aunque sea solamente 30 minutos.
  • Tratamiento farmacológico. Los analgésicos y antiinflamatorios ayudan a disminuir el dolor. Son preferibles aquellos que, por su composición natural, no inciden negativamente en otras áreas de actividad del organismo.
  • Reforzamiento del sistema inmunológico. El equilibrio de este sistema tiene un efecto determinante en la mejora general de la salud. La existencia del llamado intestino permeable” facilita la llegada de cuerpos extraños al riego sanguíneo, lo que mueve la actuación del sistema inmunológico, por lo que se hace necesario mantener un buen estado de la flora intestinal.
  • Ayuda psicológica. Las técnicas de relajación y meditación, incluso la hipnosis, se ha demostrado que tienen un efecto muy positivo en la batalla para evitar el dolor, ya que ayudan a evitar los factores que agravan los síntomas.

Un plan de actuación que tenga en cuenta todos estos aspectos supondrá, sin duda, una gran ayuda en minimizar los efectos negativos de esta enfermedad, aunque las personas que tienen fibromialgia es probable que sigan toda su vida teniendo una mayor susceptibilidad al dolor.

La intensidad de la sintomatología, variará con el paso del tiempo con la adopción de hábitos de actuación, pudiendo llegar a ser casi imperceptible, pero habrá que tener mucho cuidado ya que los sobre-esfuerzos físicos, cambios climáticos o estados de ansiedad pueden suponer una reaparición de os síntomas.

Es necesario consultar con un especialista en este tema para el control de la evolución.

fibromialgiaNuestra recomendación, desde La Salud Importa, es que sigas los consejos de tu doctor y te ayudes con productos y complementos naturales, porque Tu Salud es lo primero.

Dejar Comentario


Navigate