EL ESTRÉS NO ES UNA ENFERMEDAD

EL ESTRÉS NO ES UNA ENFERMEDAD

El estrés no es una enfermedad. El estrés es un estado vivencial determinado por un desequilibrio en el campo energético, que se produce frecuentemente, ocasionado por la reacción del cuerpo físico a las influencias que le llegan desde el exterior. Es el origen de muchas enfermedades cuando no funcionan los automatismos que poseemos para regularlo y equilibrarlo. 

El cerebro subconsciente dicta órdenes al cuerpo, desde el punto de vista de la supervivencia, para reaccionar ante las situaciones que se presentan diariamente. Por un extremo lleva a estados ansiolíticos, cuando entiende que no está alcanzando el objetivo que desea y, en el otro extremo, es causante de depresión cuando desiste de luchar por el logro de la supervivencia. Entre medio, se manifiesta por medido de síntomas de mayor o menor gravedad, desde un simple dolor de cabeza o una mala digestión, hasta problemas cardiovasculares o cánceres de gravedad.

Estas órdenes dictadas por el subconsciente están determinadas por la influencia del campo bioenergético del cuerpo. Tenemos 7 centros energéticos, llamados chacras, cada uno de los cuales está coordinado a una glándula que tiene una función determinada dentro del cuerpo físico.

El séptimo centro se halla el estréssituado en el extremo superior del cráneo, en la coronilla, y se comunica con la epífisis. El sexto, situado en el entrecejo, está ligado a la hipófisis. El quinto, situado en la garganta, con la tiroides. El cuarto, en el pecho, con el timo,  glándula de gran importancia para el sistema inmunológico. El tercero se encuentra a la altura de la boca del estómago y actúa sobre el páncreas, productor de la insulina. También coordina el bazo, a la izquierda, que es nuestra central energética, y el hígado, a la derecha, que es nuestro filtro. Por debajo del ombligo se halla es segundo chacra, que tiene que ver con las gónadas, los ovarios en la mujer y los testículos en el hombre, y también está relacionado con el colon. Por último, el primer centro de energía de encuentra al final de la espalda, a la altura del coxis, se proyecta sobre las glándulas suprarrenales.

La energía fluye por todo el cuerpo a través de la columna vertebral. Cuando existe un bloqueo en algún punto del circuito se manifiesta en forma de enfermedad. De aquí se desprende la importancia que tienen los pensamientos sobre el funcionamiento energético, causante de las reacciones emocionales que mueven nuestras acciones.

El entorno en que nos movemos, la familia, los amigos y el trabajo, principalmente, ya que ocupa la mayor parte de nuestro tiempo tienen gran influencia en nuestra salud por su gran influencia en nuestras emociones. Habitualmente nuestros ingresos dependen de nuestro trabajo. La satisfacción emocional que obtenemos, marcada por el rendimiento económico y por el logro de resultados profesionales, tiene gran incidencia en nuestra salud.

Trabajar dentro de un equipo en el que nos sintamos integrados, que nos ayude a crecer personalmente y que nos aporte resultados económicos satisfactorios es una buena medicina preventiva para la salud.

Dejar Comentario

Navigate