EL DINERO SOLO SIRVE PARA COMPRAR.

EL DINERO SOLO SIRVE PARA COMPRAR

El dinero es solamente una herramienta de intercambio para conseguir aquello que deseamos y tiene un precio que le pone su propietario. Por esta razón, desde su aparición se hizo indispensable para tener una buena calidad de vida. Antes de su existencia solo existía la posibilidad de intercambiar aquello que podíamos hacer con nuestras habilidades, y otros podían necesitar, por lo que ellos eran capaces de hacer y nosotros necesitábamos.   

el dineroSu importancia, por sí mismo, es relativa. Imagina que estás en alta mar y has sobrevivido a un naufragio, como se encuentran día tras día miles de personas que atraviesan el Mediterráneo en busca de una vida más digna. ¿Crees que les serviría de mucho que les sobrevolasen aviones lanzando sobre ellos millones de euros? No. Ellos lo que necesitan es amor, aceptación y ayuda a integrarse en un ambiente que les permita crecer, desarrollar sus habilidades y ganar el dinero que les permita comprar  las cosas que les ayuden a ser felices.

Mi reflexión a este respecto es que para obtener el dinero, no hemos de trabajar pensando en él, en cuanto obtendremos a cambio de lo que hacemos. Hemos de poner nuestro pensamiento en hacer aquello que amamos y que puede ayudar a los demás a que ellos se sientan mejor en sus vidas. Solamente desde este enfoque seremos capaces de vivir  más felizmente.

Cuando iniciamos un trabajo, habitualmente, lo hacemos pensando en el dinero que vamos a ganar. Esto está bien, pero está mejor si detrás de esta pregunta nos plantamos si aquello que vamos a hacer nos ayudará a nosotros a crecer como personas y si a los demás les servirá para hacerles sus vidas más agradables. Cuanto más felices nos sintamos nosotros en lo que hacemos, y cuanto más deseable sea su resultado para otras personas, más satisfechos estaremos todos y más dinero llegará a nuestro bolsillo.

¿Crees que soy un soñador? Pruébalo. A veces, sin darnos cuenta, somos náufragos en la vida que lo único que tenemos es dinero. Entonces no nos sentimos felices

Dejar Comentario


Navigate