EL CUERPO HUMANO ES UN CONJUNTO INTELIGENTE

EL CUERPO HUMANO ES UN CONJUNTO INTELIGENTE

El cuerpo humano está formado por miles de millones de células que tienen vida propia, y cada una de ellas tiene una misión determinada, dentro del conjunto global de nuestro cuerpo, para hacer que éste se encuentre en perfectas condiciones.

Para cumplir su misión en el cuerpo humano, cada célula tiene unas funciones muy bien definidas, realizando un trabajo individual concreto independientemente del tejido o del órgano en que se encuentra.

Cada célula tiene su responsabilidad individual, integrada dentro del conjunto al que pertenece. Las cardíacas, las hepáticas, los hematíes, etc. cada una tiene un papel importante por sí misma. El resultado de este trabajo bien hecho se manifiesta en nosotros aportando al cuerpo un estado saludable.

Una célula tiene un período corto de vida, que oscila entre los 21 y los 45 días. Al término de su vida es reemplazada por una nueva célula que recibe su herencia para entender y emprender  la misión para la que ha nacido, en sustitución de la célula anterior.

Durante su vida dentro del cuerpo humano, la célula necesita oxígeno y alimentos para generar la energía que precisa para hacer su trabajo, y también  requiere un tiempo de descanso para recuperarse de su sesión diaria de trabajo.

Este corto esquema resume la exigencia del conjunto celular para tener una vida adecuada a sus funciones. Cuando tiene una carencia  en sus necesidades no pede hacer bien su trabajo, y manifiesta su protesta por medio de un síntoma de enfermedad.

Podemos afirmar que un estado saludable se fundamenta, en esencia, en satisfacer a nuestro cuerpo estas tres necesidades: Alimentación, oxigenación y descanso. Cuando fallamos en alguno de estos puntos, tarde o temprano nuestro cuerpo se manifiesta alterando nuestro estado saludable.

Por culpa del ritmo de vida actual, muchas veces no damos al cuerpo humano la alimentación que necesita. Abusamos de comida chatarra, de alcohol y de tabaco, sino de sustancias más peligrosas, puramente por la etiqueta social, por no saber romper con los clichés predominantes en nuestro entorno.

cuerpo humano
Proporcionalidad de los alimentos básicos que debemos consumir

Las frutas y verduras, principalmente crudas, son básicas para una buena nutrición celular, por su aportación al equilibrio de nuestro sistema inmunológico. Está comprobado que, mayoritariamente, no comemos el mínimo necesario.

La vida sedentaria produce una carencia de oxigenación en la sangre. Algo tan sencillo como andar un mínimo de 30 minutos diarios, al paso que seamos capaces de soportar sin sentirnos fatigados. En el extremo opuesto, está el sobre-esfuerzo que a veces exigimos a nuestro cuerpo, que debe reservarse solamente a personas con una preparación y un cuidado especial para evitar caer también en una enfermedad.

Por último, respetar el descanso diario del cuerpo humano es indispensable para la salud. Cada cuerpo necesita un tiempo de reposo, según la edad  y el medio en que se desenvuelve durante el cual solamente se mantienen activas las células vitales, a un ritmo relajado.

Seguro que si reflexionas sobre las cosas que no estás haciendo bien en estos campos quedarás en estado de shock ante el gran trabajo que tienes ante ti, si quieres mejorar. Tal vez solamente sientes ligeros síntomas que molestan a tu cuerpo. Acabas echando la culpa al estrés, esa cosa que se apodera de nosotros sin que nos demos cuenta y que lo justifica todo.

Esto me pasó a mí. Pero, no te apures, hay solución. Empieza por elegir una primera cosa que puedes cambiar y ponte en marcha. Si tienes constancia durante más de 1 mes, te sentirás mejor. Entonces es el momento de empezar con otro nuevo reto. Y así sucesivamente, sin prisa. Elige Un Estilo de Vida Saludable. Un pequeño cambio es una gran diferencia.

Salud!

Dejar Comentario


Navigate