EL ACNÉ, AFECTA TU ROSTRO Y TU AUTOESTIMA

EL ACNÉ AFECTA TU ROSTRO Y TU AUTOESTIMA

El acné es una enfermedad de la piel que provoca la inflamación del folículo piloso y su glándula sebácea. Se manifiesta en forma de puntos negros, espinillas, o granos, que afectan, principalmente, la cara, la espalda y el pecho.

El acné, además de granos, provoca sequedad y agrietamiento en la piel, pudiendo dejar cicatrices si se manipula la piel inadecuadamente. Su efecto, más que por su influencia funcional, es importante por la negatividad que aporta a la autoestima de las personas afectadas.

Se manifiesta, preferentemente, en la adolescencia, aunque puede aparecer a cualquier edad, pudiendo afectar en algunos casos de manera crónica. Los hombres se ven más perjudicados que las mujeres. Es imprescindible acudir al dermatólogo, en caso de acné de tipo quístico o cuando otros tratamientos no han funcionado.

En su inicio, para poder combatir el acné de forma rápida y duradera, bastará con seguir unos consejos naturales de prevención, partiendo del factor de que la alimentación juega un papel muy importante. Sobre todo, evitar el consumo de grasas, alcohol y bebidas gaseosas azucaradas, y aumentar la ingesta de frutas y verduras, principalmente crudas.

Las causas  más notables del acné son:

  • Predisposición genética
  • Mala alimentación
  • Cambios hormonalesque obstruyen la glándula sebácea y dan origen a las espinillas
  • Aumento de la secreción de andrógenos(especialmente en los hombres)
  • Estrés
  • Alergias

La Naturaleza nos ofrece medios para prevenir y aliviar los efectos del acné.

Por un lado, gracias a su acción anti-inflamatoria, se puede utilizar para aliviar los síntomas del acné . En este caso, mediante la aplicación del gel directamente sobre la piel contribuye tanto a aliviar la inflamación y la hinchazón, como para regular la cantidad de grasa .

Por otra parte, el gel crea nuevas capas de células que favorecen la cicatrización  de heridas.

Para derrotar el acné con gel de Aloe Vera, es aconsejable proceder de esta manera:

1.-  Por lo menos una vez al día (por la mañana o por la noche), limpiar la piel en profundidad, pero con cuidado, con leche limpiadora. A continuación, para completar la limpieza, hidratar con tónico. Por último, aplicar de manera uniforme sobre toda la cara, la crema intensa de Aloe Vera.

En caso de una piel grasa, no aplicar una crema hidratante porque de lo contrario los granos aumentarán.

2.- Por otra parte, 1 vez por semana, se puede añadir una cucharadita de gel de Aloe Vera a un producto exfoliante  para eliminar las células muertas de la piel, y  favorecer la regeneración de la epidermis de la zona tratada. 

3.- Como medida para combatirlo desde las células interiores, es aconsejable 3 tomas de 30 ml. (una cucharada sopera) cada día. Esto ayuda a mejorar la oxigenación celular.

Otras plantas naturales que también nos ayudan a aliviar el acné son:

  • La Caléndula, útil para mejorar la elasticidad de la piel, y por la acción de curación, gracias a los carotenoides y flavonoides; Tiene anti-inflamatoria y actividad antimicrobiana,
  • La Cúrcuma, de propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes, es útil para tratar infecciones de la piel. Se puede tomar para uso interno, para mejorar la purificación y la acción anti-inflamatoria

Es importante mantener la constancia en el tratamiento. En pocos días se pueden ver las primeras mejoras

el acné

Por último, MUY IMPORTANTE, por favor, no romper los puntos negros o pústulas, ya que con ello se infectan las células vecinas y se extiende la inflamación

Dejar Comentario


Navigate