LA EDAD ES LA QUE TÚ CONSERVAS

La edad cronológica no es la misma que la edad física. El calendario marca el paso del tiempo desde que naciste, pero la edad de  tu cuerpo depende de la forma  en que has vivido cada momento. Tu edad real está escrita en cada una de tus células, que tienen la capacidad de regenerarse periódicamente, transmitiendo a sus sucesoras la memoria que han recogido durante su tiempo de vida para que puedan seguir cumpliendo con su misión.

Esto no significa que seamos inmortales, cosa que se produciría si todas nuestras células se regenerasen en completa perfección. El crecimiento del cuerpo y, sobre todo, el uso y el cuidado que damos de forma consciente o inconsciente a cada uno de los órganos de nuestro cuerpo determinan el envejecimiento de nuestro cuerpo.  

La capacidad de reaccionar ante un estímulo externo, la agudeza visual, la facilidad de movimientos, la memoria y la comprensión dependen de la fidelidad de la renovación de cada una de las células de nuestro cuerpo.

Todos los contaminantes que llegan diariamente hasta nosotros afectan la actividad del conjunto celular y hacen que las sucesoras de las células afectadas nazcan con déficits que se van acumulando en cada etapa de regeneración. Este proceso se manifiesta en el envejecimiento del cuerpo y en el aumento del riego de contraer enfermedades, debido  a los efectos de la oxidación celular.

edadEste efecto de progresivo deterioro de la calidad de renovación de las células necesita la observancia de los pilares básicos de un estilo de vida saludable.

  • Una dieta sana, basada en productos frescos, naturales y ecológicos, en la justa cantidad necesaria para reponer el desgaste sufrido por la actividad física que hagamos diariamente.

  • Un mínimo de actividad física y mental diaria, que facilite la oxigenación del riego sanguíneo para que las vitaminas, minerales y nutrientes lleguen fácilmente a todas las células del cuerpo.

  • Descanso necesario para dar suficiente tiempo de recuperación a los órganos más activos del cuerpo.

Hoy en día, debido a los procesos de producción y distribución de los alimentos, se hace difícil ingerir las cantidades mínimas necesarias de los nutrientes que mantienen sanas a nuestras células, lo que hace recomendable buscar complementos nutricionales que compensen las carencias que podamos tener. La fitomedicina nos facilita muchas alternativas orgánicas naturales para esta finalidad.

Dejar Comentario


Navigate