DORMIR BIEN ES NECESARIO PARA UNA BUENA SALUD

DORMIR BIEN ES NECESARIO PARA UNA BUENA SALUD

Dormir bien se hace cada día más difícil. La vida moderna acumula muchas tensiones que hacen que nos cueste más descansar el tiempo necesario durante la noche. Cada vez es mayor el número de personas que no alcanzan un  mínimo de 6 horas de sueño nocturno. No se trata solamente de dormir bien, sino que es necesario tener un sueño reparador, indispensable para que las células de nuestro cuerpo se recuperen del esfuerzo  que han realizado durante el resto del día.

Las consecuencias de no dormir bien pueden ser muy variadas, manifestándose en cansancio durante el día, poca capacidad para concentrarse, estrés, falta de reflejos y otras situaciones que pueden traducirse en enfermedades o en accidentes, tanto domésticos como laborales.

Cada persona necesita un tiempo mínimo de descanso diferente, estimándose que una persona adulta precisa entre 7 y 8 horas, aunque algunas personas pueden precisar unas 9 horas para recuperarse e iniciar bien su jornada diaria.dormir bien

Existen algunas alteraciones fisiológicas que provocan trastornos del sueño. El insomnio, la apnea, el síndrome de las piernas inquietas, el sonambulismo y el bruxismo (rechinar de dientes) son las más comunes. En este caso, lo aconsejable es buscar la atención médica.

Sin embargo, la mayoría de las veces las causas de no dormir bien están originadas por malos hábitos o por el entorno.

Unos horarios inadecuados, o una cena demasiado pesada,  hacen que nos echemos a la cama cuando todavía no se ha completado la digestión de los alimentos ingeridos. Es recomendable aumentar el consumo de frutas y verduras en la cena, evitando las grasas y las carnes rojas, y dejar un mínimo de 2 horas desde el final de la cena hasta la hora de acostarnos, evitando el consumo de bebidas excitantes antes de ir a dormir. Una buena recomendación es acostumbrarse a mantener a diario el mismo horario de  acostarse y de levantarse.

Por otra parte, el entorno con un exceso lumínico o acústico, o una cama o colchón inadecuados también perjudican el dormir bien durante la noche, ya que, aunque nos seamos conscientes, alteran el normal funcionamiento del cuerpo.

Las consecuencias de no dormir bien continuadamente pueden llegar a ser graves. Si el Sistema Inmunológico no tiene el tiempo y las condiciones óptimas para recuperarse del esfuerzo hecho durante el día, su mal funcionamiento puede reflejarse en diabetes, cardiopatía, obesidad o en depresión y ansiedad. La conclusión es, por tanto, “dormir bien es necesario para una buena salud”.

Dejar Comentario


Navigate