BEBÉ Y FUTURA MAMÁ. COMPARTEN CUIDADOS.

BEBÉ Y FUTURA MAMÁ. COMPARTEN CUIDADOS

Un bebé necesita unos cuidados especiales para facilitarse su adaptación al nuevo medio ambiente que le espera, hostil para su organismo. Pero, para prepararlo para esta adaptación a este nuevo entorno exterior, que le guarda todo tipo de amenazas para su salud, es indispensable que la futura mamá adapte su estilo de vida, orientándolo, desde el primer momento, a facilitar a su futuro hijo todo lo necesario para su correcta formación. 

La salud comienza a formarse desde la etapa de la gestación. Por una parte, la genética de los padres transmite al feto la base sobre la que construirá su futuro desarrollo. Por otra, durante esta fase, la madre le transmite todo lo que ella dispone para sí misma, que comparte para la alimentación de su futuro hijo.

Este es el motivo por el que es determinante que la madre cuide, con mayor atención si cabe, sus hábitos durante este tiempo. Los resultados están directamente relacionados con la calidad de la alimentación que llegue a las células del bebé.

También es un hecho cierto el que, una vez producido el parto, tanto la madre como el bebé necesitan recuperarse del estrés que supone el momento del nacimiento, y adaptarse a la nueva situación. Son muchas las consecuencias que sufre la madre, desde estrías en la piel hasta déficit en la composición de la sangre, que necesita compensar para recuperar su estado previo. Mientras, el recién nacido también tiene necesidades para adaptar su piel y su organismo a la nueva vida.

BEBE

El Aloe Vera adopta diferentes formas para ayudar a ambos a superar con éxito sus nuevos retos.

Haga Click en la Foto

En esta época es muy importante que los padres adopten Un Estilo de Vida Saludable. Tanto los elementos internos que le transmite la madre, como los externos, que ésta recibe y también lleva al bebé (por ejemplo, si el padre fuma), tienen reflejo en la salud de éste al nacer. 

Dejar Comentario


Navigate