CLAVE 1: PIENSA EN POSITIVO

CLAVE 1: PIENSA EN POSITIVO

Piensa en Positivo. La unidad material que da forma a nuestro cuerpo físico es la célula y éstas son afectadas por nuestros pensamientos. Nuestro cuerpo está compuesto por millones de células, agrupadas según sus características, creando los tejidos, los órganos, los huesos y todo el resto de las piezas de dan forma a nuestro cuerpo. 

La vida promedio una célula es de 21 días, período en el cual se renueva por otras a las que les transmite su memoria, recordándoles cual es su función, dentro del organismo, para conservar la adecuada actividad del organismo.

La buena salud consiste en el funcionamiento armónico y equilibrado de todas las células de nuestro cuerpo. Cuando un conjunto de células altera sus mecanismos de actuación, se rompe el equilibrio y aparece la enfermedad.

La célula, como todo ser vivo, nace, crece, se reproduce y muere. Durante su vida, necesita recibir la alimentación necesaria que le facilite su evolución y que la defienda de las continuas agresiones que recibe del exterior.

Esta alimentación la recibe a través de la sangre, que recoge elementos que le llegan desde el exterior, a través de la piel y del aire por los pulmones, y otros que recibe desde el interior, creados o filtrados desde distintos órganos, el hígado, el páncreas, etc.

Los elementos que necesita una célula para su perfecto funcionamiento, y la cantidad de cada uno de ellos, varían durante en día, ajustándose a los ciclos de actividad que cada célula debe realizar.

Cuando las células no reciben la alimentación adecuada en el momento necesario, se produce la disfunción celular y, en consecuencia, la enfermedad.

La coordinación del funcionamiento de este complejo mecanismo que es el cuerpo humano viene regulada desde el cerebro. En éste podemos distinguir dos áreas: Una consciente y otra subconsciente.

La inmensa mayoría de la actividad de nuestro cuerpo de realiza desde el subconsciente. Habitualmente nosotros no estamos regulando conscientemente los latidos del corazón, el movimiento de los pulmones, el parpadeo de los ojos, etc. Son actos que realizamos sin pensar.

Sin embargo, nuestros pensamientos sí influyen, indirectamente, en la alimentación que llega a nuestras células. Los pensamientos generan emociones, y éstas provocan la liberación de agentes que la sangre recibe por medio de los neurotransmisores y la reparte por el cuerpo. Cuando las emociones son positivas, los elementos que transmite nos ayudan a sentirnos mejor. Si son negativas, estos elementos influyen en perjuicio de nuestras células.

De aquí se deduce que la primera clave para mantener una buena salud es el control de nuestros pensamientos, que son los desencadenantes de nuestras emociones.

Pensando en positivo para ti, quiero regalarte con esta promoción especial un Jugo de Aloe Vera 100% para que pruebes sus maravillosos beneficios. Haz Click en el botón de aquí debajo.piensa en positivo

Dejar Comentario

Navigate